Home

 La pasada semana, Donostia acogió la presentación del primer registro de perros guía para personas con discapacidad visual grave o ciegas. La directora de la ONCE en Donostia, Belén Encina, junto con el diputado de Politica Social, Ander Rodríguez y varias personas afiliadas a la ONCE presentaron el nuevo registro. De esta manera, se garantiza que todas las personas que vayan acompañadas de su perro guía puedan ejercer su derecho a acceder en cualquier lugar, establecimiento o transporte público de Gipuzkoa. Así, por ejemplo, el afiliado Javier García y la afiliada Ana Mujika, podrán acceder con su perro Dover y Duchess a comercios, establecimientos y lugares como cualquier otro ciudadano o ciudadana.

FOTO WEB perros euskadi270X230

El diputado ha explicado que el Parlamento Vasco aprobó en 2007 la Ley de Perros de Asistencia para la Atención de Personas con Discapacidad. De acuerdo con esta Ley, las Diputaciones Forales reconocen e identifican a los perros de asistencia. Sin embargo, en Gipuzkoa, no se reguló esta cuestión en 2007 y se presentó una queja por parte de un ciudadano con discapacidad al que se le prohibió la entrada en un comercio de Hernani. “Lamentamos que esta persona haya sufrido una vulneración de sus derechos por la falta de diligencia de la Administración en el incumplimiento de sus obligaciones, y, por ello, nos hemos apresurado a aprobar un Decreto Foral que garantice que esta situación no vuelva a ocurrir”, ha declarado el diputado.

Tanto la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG) como la Asociación de Perros de Asistencia AEPA-Euskadi se encargarán de expedir las certificaciones de los canes. La FOPG ha proporcionado unos 2.000 perros guía en sus 25 años a personas con deficiencia visual. Actualmente, en Gipuzkoa hay 16 perros guía en activo y, en la CAV 37.

Facilitar la movilidad

Belén Encina ha explicado la necesidad de los perros guías en la vida diaria de las personas con deficiencia visual o ciegas: “La persona  que va con un bastón tiene que identificar obstáculos. Los perros guías, sin embargo, ayudan a que esto sea más fácil, sencillo y seguro”. Además, uno de los pilares fundamentales de la Fundación es el de la movilidad −aparte de la generación de empleo y la integración en actividades culturales y sociales) −y, la incorporación de estos canes supone un gran apoyo.

“El perro te transmite autonomía además de la compañía que te da otro ser vivo” expresa Javier García, quien lleva 12 años en posesión de un can guía. Ana Mujika, por otro lado, añade que “ir con su perra Duchess le aporta más seguridad que ir con un bastón además de ser una experiencia bonita”. Aunque ambos coinciden que “un perro no es ni como un taxi ni como GPS, al perro guía la persona que le lleva le tiene que orientar”. Por lo tanto, cuando el perro lleva puesto su arnés es señal de que está trabajando y, por ello, las demás personas no deben despistarlo porque se desconcentran a causa de olores, ruidos u otros estímulos.  El adiestramiento de los canes se realiza en la sede localizada en Boadilla del Monte (Madrid), donde los usuarios y las usuarias se desplazan para el proceso de adaptación y socialización: “Allí se le asigna un usuario y se conocen ambos en el proceso de compatibilidad”, explica Belén Encina.

Texto: Virgina Meza

Foto: ONCE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s