Home

 Ohiana Bobillo

corazon

“Soy consciente de que he tenido muchísima suerte. La posibilidad de someterme a un transplante de riñón  llegó solo tres meses despúes del tratamiento con la diálisis y mucha gente no tiene esa misma suerte” así comienza Arrate Intxausti, una mujer de 62 años de Donostia. Por lo tanto, es comprensible el sentimiento de gratitud que desprende durante toda la conversación, es consciente de que los tiempos de espera, los meses esperando una llamada y la ilusión por la llegada de ese donante anónimo compatible suele prolongarse más en el tiempo. Ella fue afortunada. Con su historia quiere agradecer la solidaridad demostrada por esa persona que le salvó la vida y animar a la sociedad a que de ese paso y salven vidas “uno de esos donantes, fue el que realmente salvó mi vida”.

Arrate aconseja que las personas que están en ese tiempo de espera no tiren nunca la toalla, tengan paciencia, “que se muestren siempre positivos ante esta situación y cuiden mucho su cuerpo ya que una donación no es válida si el donante no está sano, aunque sea compatible”. En este tipo de situaciones tan delicadas es importante contar con un entorno familiar y social que brinde apoyo a la persona enferma que permanece en lista de espera. A pesar de que la familia ofrece un apoyo básico, a veces no es suficiente ya que necesitas profesionales como “médicos, psicólogos o nutricionistas”. De ahí la importancia de que existan asociaciones como la Federación de Asociaciaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) que lleva 30 años dando apoyo integral tanto a  donantes como a las personas transplantadas y sus familias.

Esta valiente donostiarra afirma que se enfrentó a “una situación desconocida” y que le resultó de gran utilidad “la ayuda de especialistas es necesaria, o al menos, muy recomendable”. Arrate insiste en la idea de que las personas que se hacen donantes pueden llegar a salvar “hasta 7 vidas” con este gesto heróico.

Datos en Euskadi

Euskadi es la cuarta comunidad autónoma en donaciones de órganos por millón de habitantes (p.m.p), al registrar en 2012 una tasa de 40,6, una cifra inferior a la registrada en el ejercicio anterior (45,9), pero superior a la media estatal (34,8). De hecho, en un informe publicado por el  Gobierno vasco se apunta que el índice de donación en Euskadi es superior al de países de la Unión Europea como Bélgica (30,1), Portugal (28,1), Francia (25) y Austria (24,4). Según los datos de Coordinación de Trasplantes de Osakidetza, la respuesta negativa de las familias vascas hacia la donación se situó en el 8,7%, muy por debajo de la medida estatal, que fue del 8,7%. En Euskadi el 79 % de las donaciones provino de personas fallecidas por un accidente cerebro-vascular, el 13% por traumatismo craneoencefálico -de ellos, el 4 % debido a un accidente de tráfico) y el resto, por diversas causas. En 2012 se realizaron en Euskadi 117 trasplantes renales (un 12,8% de donante vivo), 63 trasplantes hepáticos, 13 trasplantes cardíacos y 11 trasplantes pulmonares, unas cifras “claramente por encima de la obtenida en otros países”, según ha valorado el departamento vasco de Salud.

¿Dónde está ALCER?alcer_01

Puedes acceder a su web aquí o escribir un email a alcer@alcergipuzkoa.org

¿Dónde hacerse donante?

Si quieres más información..

Osakidetza (Coordinación de trasplantes) C/Gran Vía 62
– 4ª planta

Bilbo

Teléfono 944007333

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s