Home

Todos los días no tienes la oportunidad de compartir una jornada con personas que han participado en las revoluciones de los países árabes, que luchan desde un blog contra la pobreza y por los derechos humanos, que dinamizan la participasión con “s” de grupos y organizaciones, con un representante de los iaioflautas  y con personas que, al igual que las redactoras de ONGi, piensan que la transformación social se puede materializar a través de la comunicación, la acción y los social media… te puedes dormir tranquila.

Hoy una de nuestras redactoras, Laura, ha acudido a las jornadas #tomaelpoder organizadas por Intermón Oxfam en la sala de Koopera en Bilbao. Compartir experiencias de “ciberactivismo” o activismo al uso llevado a la red es, generar ideas, conocer personas que están “remando al mismo compás” como dice la canción es, cuanto menos, enriquecedor e inspirador.

El ciberfeminismo tunecino ha estado representado por Zeïneb Toumi, a la que la revolución tunecina pilló en Valencia. Indignada, nos ha contado que no pudo aguantar la rabia que sentía al ver las muertes de sus compatriotas por lo que comenzó a enviar emails a sus familiares y a sus amistades, precio que pagó caro. Desde las redes sociales continúa su particular cruzada contra el machismo y contra la vulneración de derechos de las mujeres. “Hay muchas mujeres que están alzando su voz en los países árabes no solo en la red, ya no forman parte de una mayoría silenciosa, es el gran logro de las revoluciones la libertad de expresión. El feminismo árabe está buscando su identidad, su voz y su discurso”, matiza. En Twitter es @gendercoop.  Recuerda a las personas asistentes que el domingo es #25N el Día Mundial contra la Violencia de género y que “en España hay mucho terreno avanzando respecto a los países árabes, donde no se respetan como es debido los derechos de las mujeres”.

Desde Túnez, el dibujante Z utiliza imágenes transgresoras para criticar el sistema y generar, de forma sencilla, mediante viñetas un debate ciudadano sobre urbanismo y temas sociales, cómo un ciudadano normal se convierte en un activista para alzar su voz contra un macroproyecto urbanístico. El director de cine y activista de la revolución egipcia Basel Ramsis, (@baselramsis) todo un ejemplo de coherencia e integridad que nos ha dejado de piedra cuando ha narrado con total naturalidad cómo afrontaba el miedo, las amenazas e incluso, las torturas.

El activismo no conoce fronteras gracias a Internet, ni edad. Paco González del colectivo de los Iaioflautas @iaioflautas ha explicado cómo un buen día, a raíz de unas declaraciones de Esperanza Agirre llamando perroflautas a los integrantes del 15M un grupo de personas mayores reaccionó, se solidarizó y se autodenominó “iaioflautas”. Según González, el colectivo que representa  puede aportar a “años de experiencia en la lucha política, actuamos sin miedo porque hemos vivido y sobrevivido a la dictadura franquista, apostamos por la desobediencia civil pacífica y protestamos con alegría, algo que descoloca  a las personas que tenemos enfrente”.  “Hemos luchado mucho por conquistar derechos como para que ahora nos quedemos de brazos cruzados viendo cómo se los quitan en dos días a nuestros hijos y nietos. Somos la voz de la experiencia y además mantenemos la cabeza ocupada, corremos, andamos…así se nos olvidan nuestros males”, pura energía y optimismo.

De una plataforma de gente mayor con ganas de cambiar las cosas a la mayor plataforma de activismo en la red, change.org (en Twitter @change_es). Su directora de campañas, Irene Milleiro ( @imilleiro) que ha comenzado su intervención asegurando que no es “ciberactivista, sino una activista que utiliza las tecnologías”.   Irene ha explicado dos historias que representan el poder ciudadano que se amplifica gracias a las redes sociales, a Internet y es que “las personas que son activas en las redes sociales son más proclives a salir a la calle” y participar en una manifestación. La primera historia giraba en torno a “Ndume, una mujer negra, pobre, lesbiana que vive en Sudáfrica. Violaron a su novia porque en Sudáfrica existen las violaciones correctivas a las lesbianas. En 2010 Ndume descubre Change y crea una petición. En pocos días logra 100.000 firmas. Desde el Gobierno de Sudáfrica llaman a San Francisco y hablan con la persona que lleva campañas en Change porque estaban colapsando los emails de los gobernantes sudafricanos. El equipo de Change movió el tema en los medios de comunicación y se consiguió sensibilizar a algunos parlamentarios y se creó un grupo de trabajo. El caso de Ndume es un claro ejemplo de que una ciudadana que, aparentemente, no tiene ningún poder eleve una petición  y llegue a todo el mundo”. Milleiro saca a colación el caso de Molly, una chica norteamericana de 22 años que creó una petición porque le parecía indignante que Bank of America le cobrase 5 dólares cada vez que utilizaba su tarjeta. Creó la petición. Logró 300.000 firmas. Otro ejemplo de cómo una persona consigue doblegar a la banca. Según Irene, Change no ha nacido para “abordar grandes problemas, los granes problemas están compuestos por pequeños problemas. En change abordamos uno a uno esos pequeños problemas que generan grandes cambios, es como en una fotografía, vas cambiando píxel a píxel y al final cambia toda la fotografía”.  “No queremos proponer grandes cambios tipo “acabar con el cambio climático” ya que cuando la gente no ve cambios se desmotiva mucho”. “Nosotros queremos que nadie sienta que no puede hacer nada por cambiar las cosas, somos ciudadanos y tenemos mucho más poder de lo que imaginamos”.

Y precisamente dando ese poder a las organizaciones es experta Mas TIC para echar un cable o lo que es lo mismo, Masticable @masticable Desde esta entidad que quiere hacer más usables las nuevas tecnologías, Felipe Giner ha contado la experiencia de “haber ofrecido un centenar de talleres de formación por toda España en 2007, cuando apenas se hablaba de Facebook o Twitter”. Así, se dieron cuenta de que “las organizaciones tienen barreras internas” que tenían que superar. A raíz de esa formación detectaron una serie de necesidades y nació Masticable.  La alfabetización digital, a lectura crítica de la información y la discriminación de la misma fueron las claves principales desde los primeros pasos.  Giner asegura que el empoderamiento digital pasa por “sumergirse en la organización y detectar qué personas son tecnófobas y quiénes se llevan bien con las nuevas tecnologías, tienen que ser las personas de la organización las que elijan qué herramientas quieren implantar”. La participación es otro eje esencial en este proceso ya que el nivel de implicación y participación varía de unas personas a otras, “ofreciendo información a todas las personas de manera clara y sencilla pueden sentirse implicadas”. Establecer una estrategia de comunicación digital con su correspondiente identificación del público al que nos dirigimos los objetivos que queremos lograr y los indicadores que vamos a establecer para comprobar el cumplimiento de esos objetivos es primordial. Felipe ha insistido en que no hay que quedarse en la espectacularidad de las cifras “hay que ir más allá, ver qué impacto social tenemos, cuál es el compromiso de la gente”. “Desde Masticable detectamos cierta obsesión por las métricas pero tenemos la oportunidad de construir discursos y narrativas”.

Precisamente si algo hemos escuchado durante todo el día, han sido experiencias, discursos e ideas de gran interés para el tercer sector. La sensación generalizada es que sumando fuerzas es posible el cambio, sumando las fuerzas y las voces de las organizaciones allí presentes: Sofía, Nerea y más compañeros y compañeras de Intermón Oxfam, Ana de Manos Unidas, María de @elkartekintza, Gorka de Bakeola (@gorkaruiz); Ainhoa de Anesvad (@ainhoadelamo) con la que hemos estado charlando durante la comida sobre temas interesantes de las ONG y ONGD; Yolanda de Save the children (@stricto_sensu) a la que hemos entrevistado; Roberto de la Asociación T4 Bilbao (@asocT4Bilbao), el periodista  Gumersindo Lafuente, @sindolafuente Lucila Rodríguez (@lularoal), coeditora del blog @3500 millones de @el_pais  con la que hemos comentado el exitazo de los Pelones Peleones que ayer resultaron galardonados y de unoentrecienmil y así hasta cerca de 70 personas. Aunque mañana no podemos asistir a la segunda sesión, estaremos atentas al streaming y os seguiremos en directo.

Nuestra felicitación al equipazo de IO que ha hecho posible este encuentro @bdelabanda @nbasterra @soyactivista @intermonoxfam y a Antonio Moreno @morenocrac y su equipo por poner humor, salero y participasión a una jornada repleta de titulares interesantes -ya coincidimos con el crack y su equipo hace unos años en Bolunta en una divertida dinámica con móviles a la que asistimos con María Lezaun de ALBOAN ONGD @alboanongd-.

De hecho la jornada nos ha gustado tanto que os invitamos a que repitáis la experiencia ya que creemos que el sector necesita estos espacios para compartir experiencias e intercambiar impresiones, cohesionar el tejido asociativo y ¡ponernos cara!. Muchas veces nos seguimos en las redes sociales durante años y ops!

Desde el equipo de ONGi os felicitamos… Zorionak! Molt be! ¡Enhorabuena!

Si el dicho dice que nunca te dormirás sin saber nada nuevo… hoy dormimos tranquilas porque nos llevamos muchos aprendizajes y de los buenos en #tomaelpoder

P.D. ¡Gracias a las personas que habéis accedido tan amablemente a grabar un vídeo! En cuanto los metamos al horno y le demos al ON os avisamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s